Vida Cristiana

ConocerSmall

¿Será lo mismo conocer de Dios que conocer a Dios?

Es interesante cómo un par de letras pueden cambiar totalmente el significado de una frase u oración. Esto forma parte de las peculiaridades que nos ofrece el idioma español. Pero no es solo un simple cambio de letras sino un impacto más profundo, algo que cambia por completo el sentido de todo.

Cuando Conocemos de Dios lo que tenemos es información, pero cuando Conocemos a Dios lo que poseemos son vivencias. Ni el relato mejor descrito puede compararse siquiera a un segundo en Su Presencia. Cuando su toque llega a nosotros es algo insuperable y a partir de ese momento, nunca seremos los mismos.

Más información: Conocer.

_________________________________________________________________________________________

MonstruoSmall

Tengo un secreto que no puedo compartir, algo malicioso en mi ser…

En nuestro interior habita algo que sabemos que está allí pero muchas veces nos negamos a reconocerlo. Nos avergüenza, y hace sentir culpables. Es una fuerza extraña que desea apoderarse de nuestra voluntad.  Quiere a toda costa controlarnos y su máximo deseo es destruirnos.

La mayor lucha que día con día enfrentamos es contra un enemigo invisible y fuerte que puede llegar a matarnos.   Su nombre es pecado, el monstruo que nos persigue, delirando por percudir nuestra alma, esperando el momento para darnos muerte.  El significado de pecado es “salirse o desviarse del camino”.  Si a este punto de la lectura te sientes incómodo, créeme el monstruo ha empezado a sentirse atacado.

Más información: El monstruo.

_________________________________________________________________________________________

20ConsSmall

Hola hijo, quizá cuando leas esto los blogs hayan dejado de ser una novedad, seguro surgirán nuevas tecnologías como parte de la actualización, lo cambiante y dinámico que es el mundo.  Aunque el tiempo transcurra las lecciones permanecen, el pasar de los años no condiciona los consejos.

Quiero dejar para ti 20 lecciones que la vida me ha dado. Algunas escritas en medio de la dificultad, otras a partir del aprendizaje provocado por el error. Para mí son muy importantes y cuando las leo de nuevo, reflexiono y me convenzo cada vez más de la fidelidad de Dios.

¿Estás listo? Toma mi mano y sumerjámonos en el mar de las letras.

Más información: 20 Consejos de un Bloguero.