Cómo afecta el individualismo al trabajo en equipo

articulo-sakis-800

Existe una diferencia importante entre dificultad para integrarse a un equipo y resistirse a hacerlo.

 Muchas personas prefieren evitar el trabajo en equipo, aduciendo que su labor  pueden llevarla a cabo sin dificultades y no requieren de ayuda de alguien más. Wikipedia define esta conducta como: Tendencia de una persona a obrar según su propia voluntad, sin contar con la opinión de los demás individuos que pertenecen al mismo grupo y sin atender a las normas de comportamiento que regulan sus relaciones.

¿Qué caracteriza a una persona individualista?

 Es muy notorio cuando una persona se comporta de esta manera, principalmente no contribuyen en las tareas de los demás como tampoco permiten que los demás colaboren en sus tareas.  Básicamente les importa cumplir con lo que se les asigne sin importar que otros miembros de un equipo tengan actividades pendientes. Para ellos es suficiente estar al día con aquello que se les ha solicitado, no existe trabajo más importante que el de ellos mismos.

 El trabajo en equipo se ve afectado por el individualismo.

 Un equipo de trabajo debe estar conformado por personas que poseen diferentes habilidades, lo cual los convierte en piezas importantes para conseguir los objetivos que se trazan, pero ¿realmente se apunta al objetivo colectivo? el escenario ideal diría que sí, pero muchas veces esto no llega a cumplirse. El individualismo no es necesariamente falta de compromiso con las  tareas asignadas, sino más bien falta de compromiso con el equipo. Se trata de es una visión diferente que debe cambiarse, pasar de un enfoque personal a un pensamiento más amplio, es decir un cambio del ‘yo’ al ‘nosotros’.

 Existe una diferencia importante entre dificultad para integrarse a un equipo y resistirse a hacerlo, clarifico esto porque muchas veces se presenta el argumento de que trabajar en equipo es muy difícil, y en verdad lo es, pero muchas personas se basan en esto para justificar sus verdaderos motivos que van enfocados en que no desean integrarse, se sienten bien sin participar y nada los hace cambiar de su forma de pensar. El trabajo aislado es principalmente un asunto de actitud.

 Dejando a un lado el individualismo

 Al realizar tareas específicas, debe tenerse claro que la gran tarea está dividida en pequeños proyectos y estos a su vez en cuotas. Como equipo es fundamental el apoyo de unos con otros, cada miembro debe mostrar empatía, y si alguien ya ha finalizado su cuota es posible su contribución y aporte en la labor de los demás. La misión está completa cuando cada detalle está totalmente afinado, no debe existir una parte finalizada, es todo o nada.

 El objetivo de evitar un pensamiento individualista, es generar un sentido de propiedad con respecto a las metas globales más que de algunas tareas en particular, la satisfacción que esto provoca hace que cada esfuerzo tenga mucho más valor. Da lugar a que se tenga mayor cercanía y apertura con los compañeros de equipo, lo cual permite apoyar y ser apoyados, se evitan discusiones y división. Es importante que permanezca la armonía, por el bien individual, grupal y de la organización, y el individualismo atenta contra lo anterior.

Artículos relacionados:

  • No relacionados

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>