¿Cuánto cobrar por trabajos de creatividad si estoy empezando? - sakisgonzalez

Uno de los más grandes puntos de mejora en la industria/economía naranja o de creatividad es el establecimiento de precios o de forma sencilla, cuánto y cómo cobrar por un trabajo. Es común que cuando se inicia en la prestación de servicios no se tenga un portafolio o mucha experiencia, pero esto no significa que el trabajo deba realizarse gratis. Regalar tu trabajo nunca será un primer buen paso a dar.

Experiencia, trayectoria y reputación.

Hace algún tiempo preparé una serie de dos partes para diferenciar trayectoria de reputación, la cual puedes leer acá, Es notorio que una persona con mayor experiencia e involucramiento en una cierta cantidad de proyectos puede cobrar más porque se ha hecho de un nombre (como popularmente se dice), tiene evidencias de proyectos exitosos y cuenta con referencias de clientes. Puede brindar soluciones más ágiles y convenientes a problemas complejos, producto de la experiencia adquirida. Por lo que no es un ejercicio viable intentar averiguar cuánto cobra otra persona con cierta experiencia y con base a ello trazar tu precio.

Define tu precio con base a la etapa profesional que vives, poco a poco irás incrementando el margen de ganancia y que tu trabajo hable principalmente, de tal manera que el precio no sea lo protagónico en una negociación sino en las soluciones que puedes generar a partir de tu trabajo.

Investiga el contexto y situación de tu país

El precio por trabajos creativos no es estandarizado entre un país u otro, a veces, ni siquiera dentro de una ciudad, la diferencia se incrementa si hay cambio de divisa y más distante aún si se trata de otro continente. Investigar cómo y cuánto se está cobrando en tu país para la etapa en la cual vives es clave y esta tarea no puedes perderla de vista pues siempre debes tener las referencias a la mano, no importando en qué etapa de tu carrera te encuentres. Lo anterior te sirve para contar con parámetros y no estar muy abajo y afectar a tus colegas o muy alto que sea dificultoso que puedas cerrar un negocio.

Horas de trabajo

Tras tener claro lo anterior, define una expectativa de salario razonable y acorde al mercado, establece cuántos días a la semana y cuántas horas diarias quieres ocuparte y realiza la operación matemática para tener el dato de costo por hora. Será un ejercicio más o menos así.

El ingreso que Alberto ha definido es 100 al mes y se ha propuesto trabajar de lunes a viernes 5 horas diarias, esto da como resultado 25 horas por semana, alrededor de 100 horas al mes. 100 / 100 = 1 por hora. Adicionalmente calcula el valor por cambios o ajustes y revisiones de los materiales, así como reuniones para obtener información y clarificar los objetivos.

Costos operativos, compromisos fiscales y extras

Tras tener el costo establecido es muy importante definir el valor de impuestos, de acuerdo al registro fiscal de cada país pueden ser varios, en Guatemala es común iniciar como pequeño contribuyente, régimen que aplica el 5% mensual por el valor facturado, no generando crédito fiscal al cliente. En este caso no debe cargarse al cliente el valor de este impuesto porque se trata de una obligación fiscal tuya y desde el inicio debes comprometerte a cumplir con tus responsabilidades como parte de tu desarrollo profesional.

Algunas personas recomiendan que sumes costos como luz, internet o equipo de cómputo, no comparto totalmente esto pues es muy difícil y poco razonable calcular de una factura de luz cuánto corresponde a un proyecto. Además, se presupone que únicamente utilizas un servicio de luz, internet o tu computadora para trabajar, lo cual sabemos que no es así, en este tiempo se utilizan los mismos recursos y herramientas tanto para trabajo como para estudios y ocio.

Estima si debes pagar por alguna imagen de stock, alquiler de equipo, tipografía, mock up o canción que apoye la idea que tienes para el desarrollo del proyecto e inclúyelo en tu costo. Asimismo ten en cuenta que a veces es necesario contar con el apoyo de algún colega que se dedique a lo mismo que tú o bien que cubra una actividad creativa que no está dentro de tu especialidad.

No olvides anotar que parte del proyecto es la gestión administrativa que tiene que ver con facturar, entregar la factura, trámite de contraseñas de pago o cheque, o bien llenar documentos para que te den de alta como proveedor y llenar formularios para pago a través de transferencias electrónicas. Todo esto es tiempo que debes invertir ya sea que tú decidas hacer la mayor parte de los trámites u optes por pagarle a un tercero para optimizar tu tiempo en labores creativas.

Archivos origen o editables

Si bien estos archivos contienen los ingredientes de la receta del producto final que enviarás al cliente, no caigas en la trampa de pensar que exclusivamente tú puedes crear esta receta y no pueda ser replicada, no hay nada nuevo bajo el sol. Define desde un inicio que si el cliente desea que se le envié el archivo origen o editable tendrá un costo extra, nada más, sin darle tantas vueltas al asunto.

Establecimiento del precio.

Un error común que un principiante comete es que tiende a pensar únicamente en su beneficio y cómo crecer rápidamente con un par de proyectos, sumándole a la propuesta lo que implique gasto, llevándolo al lado del cliente, esperando que todo sea ganancia para sí. Piensa en todo momento en cómo tu propuesta te permite ganar dinero y experiencia, ser competitivo, y a la vez beneficia al cliente con una solución creativa. Recuerda, el cliente también necesita ganar dinero a partir de la solución que le brindas.

El valor de la experiencia

Lo académico es sumamente valioso y de manera paralela al crecimiento técnico e intelectual debes ir creciendo en vivencias y capacidades para resolver problemas. ¿Qué es lo que te permitirá mejorar tu costo por hora? La experiencia adquirida.

La pericia es la habilidad de resolver con acierto, precisión y velocidad algo que involucra dificultad. Con el pasar del tiempo empezarás a involucrarte en proyectos en donde más que ver cuántas horas te llevará resolver algo debes sopesar la dificultad que abarca sacar adelante un proyecto. Hay proyectos que su nivel de complejidad es alto por el número de involucrados lo cual dificulta la comunicación, la cantidad de materiales a producir, en donde hay que ser muy detallista para evitar errores, el tiempo limitado para entregar resultados que habrá que trabajar fuera del horario planeado con el fin de cumplir con la fecha límite.

¿Cómo cobrar por trabajo de creatividad o diseño?

En la mayoría de los casos deberás cobrar por anticipado, aunque debes tener la apertura a que pueda ser el 50% al inicio del proyecto, el 25% a la mitad del desarrollo y el 25% al finalizar el proyecto. La clave está en siempre recibir un anticipo que te permita cubrir tus gastos y los extras que debas pagar para que no haya impedimentos de tu parte para cumplir con el proyecto y el cronograma trazado.

Invierte en otros conocimientos técnicos

Para cerrar, un consejo que quisiera dejar es que inviertas en adquirir conocimientos técnicos en otras áreas que no necesariamente representan a las industrias creativas, por ejemplo, finanzas, contabilidad, impuestos, cobranza, ventas, contratos, gestión de proyectos y liderazgo. A un principio, por temas de presupuesto, te tocará cubrir la mayoría de frentes pero poco a poco irás teniendo mayor flujo de efectivo y podrás tercerizar algunos servicios, por ello es vital que manejes los conceptos para contar con un panorama multidisciplinario.

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked *