Recomendaciones para tus selfies - sakisgonzalez

Una práctica muy marcada por personas de cualquier edad y cultura, particularmente por celebridades, son las autofotos, autorretratos o selfies. Este es un fenómeno que ha revolucionado las redes sociales y ha sido aceptado en gran manera. Tomarse una que otra selfie de vez en cuando no está mal, al contrario, es divertido, pero excederse con esta práctica puede revelar  que no todo marcha en orden. Quiero darte algunas recomendaciones para cuando decidas hacerlo.

Que tu autoestima no dependa de esto

Las selfies están relacionadas a espacios de entretenimiento u ocio.  Si hoy te despertaste con ánimo de subir una foto a tus redes sociales, perfecto, sólo sé consciente que tomarse selfies no es la única manera de pasar el tiempo o intentar vencer el aburrimiento.

Hay personas que buscan llamar la atención a partir de esta práctica porque posiblemente se sienten solas y una práctica simple e inocente puede convertirse en algo complicado. Las interacciones que refleja una publicación puede ser algo adictivo, pues cada vez se busca que más personas “reaccionen” con cierto contenido, por lo que se traspasan límites sin medir las consecuencias con tal de que  los comentarios, corazones y likes muestren una línea ascendente.

Evita mostrar de más

No debe caerse en el juego de ser “popular” por cómo luces, si le agradas a las personas deberá ser por tu personalidad y no por cuánto muestras de tu cuerpo en redes sociales. Los comentarios subidos de tono o fuera de lugar se pueden evitar, no existen secretos, simplemente debes hacer uso del sentido común.

Eclesiastés 1:8 dice: Todas las cosas fatigan más de lo que es posible expresar. ¡Los ojos nunca se cansan de ver, ni se fatigan los oídos de oír! En este pasaje Salomón expresa los excesos de la vanidad, lo cual me parece muy puntual pues la vanidad no tiene límites.

En otras versiones de la Biblia se utiliza la palabra aburrimiento en lugar de fatiga, es decir, todas las cosas aburren más de lo que es posible expresar. Cuando una persona empieza a publicar fotografías en posiciones sugerentes provoca que su audiencia pida más y más. Recuerda, los ojos (de tu audiencia) no se cansan de ver, pero tu reputación se desgasta cada vez que muestras de más.

No des lugar a la vanidad

¿Eres consciente de cuántas selfies publicas a la semana o al mes? Esto puede hacerte ver como una persona presuntuosa, egocéntrica o superficial. No todo lo que compartes en las redes debe girar en torno a ti, está bien una que otra selfie a solas, pero hacerlo de forma excesiva no es conveniente. Haz un balance, no se trata de un número específico, sino evitar ser una persona que evidencia una inclinación narcisista. Subir fotos con otras personas y tus hobbies le dará a tu perfil un tono diferente.

¿Afecta tu reputación?

Cuando una fotografía es publicada en redes sociales deja de ser de tu propiedad, bastan algunos segundos para hacer una captura de pantalla. Antes de compartir algo analiza si es conveniente que tus amigos, familiares o seguidores vean esa foto que estás pensando subir, puede que sea algo muy personal, por lo que borrarla es la mejor opción. Si quieres tomarte fotos, no hay problema, solo ten en cuenta ¿realmente quieres exponerla en las redes sociales?, ¿cuál es tu motivación detrás de esto?

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked *