qué es el evangelio

Una solución definitiva para un problema permanente

Tenemos cicatrices porque nuestro cuerpo es propenso a lastimarse, pero no solo el cuerpo es proclive a las marcas también lo es el alma.